Avanza la cosecha con bajo ingreso de divisas

 

El mercado de granos luego de conocerse los datos que se esperaban sobre stocks trimestrales de EE.UU. al 1 de marzo y las perspectivas de siembra para el 2019, siguió con la atención puesta en las negociaciones entre EE.UU. y China para finalizar la disputa comercial.

Es también relevante el desarrollo del clima en las regiones productoras de EE.UU. donde continúan las inundaciones en algunas zonas para avanzar con la siembra de maíz que se muestra atrasada.

El primer indicador de las actividades de siembra de los productores estadounidenses se publicará este lunes 8 de abril en el informe semanal del estado de los cultivos del USDA.

Las inundaciones y las perspectivas de continuidad de humedad por las lluvias y el deshielo de la nieve, augura un lento comienzo para el maíz que podría representar también el abandono de tierras de siembra o cambios hacia la soja.

El cereal comienza su siembra en el mes de abril a nivel nacional y su implementación podría finalizar hasta principios de junio aproximadamente, aunque los retrasos de la época óptima que se desarrolla entre el 15 de abril y el 15 de mayo implica menor potencial de rendimiento del cultivo y riesgo de altas temperaturas en el periodo crítico de desarrollo.

Así el clima en las regiones productoras de EE.UU. es un factor de seguimiento para el mercado de referencia que poco impacto se traslada hoy a nuestro mercado por la presión que genera en las cotizaciones el avance de la cosecha de maíz y soja local.

Se espera el ingreso de cosecha con pocas divisas

En nuestro país avanza a buen ritmo la cosecha gruesa por la mejora reciente del clima pero con un retraso en comparación con el año pasado a la misma fecha.

Los reportes de privados señalan una recolección de soja del orden de 6,4% que representaría un flujo de 4,7 M de toneladas y de maíz del 17,2% que alcanzaría unas 10 M de ton, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Estos tonelajes serian una mínima parte de las 53 M de ton que se proyecta para la soja y de los 46 M de ton del maíz como producción final.

A partir de los volúmenes proyectados, con una recuperación de la oferta de 15,2 M de ton de soja y unos 14 M de ton de maíz afectado por la sequía el ciclo anterior, se augura un aumento en el ingreso de divisas proyectado para la campaña 2018/19.

Las estimaciones de ingresos de divisas van desde las usd 25.000 M hasta los usd 27.000 M, cifras que varían según las proyecciones de volúmenes de exportaciones de los productos agrícolas y de los precios FOB a los cuales se exportan los mismos.

La llegada de las divisas igualmente está atada a la comercialización en el mercado doméstico por parte de los productores, ya que del total proyectado hoy se confirma la liquidación de exportadores por los pagos realizados al trigo ya comercializado, al maíz 18/19 que se operó con precio y al escaso volumen de soja 18/19 realizado bajo esta modalidad.

Las últimas cifras publicadas por CIARA-CEC nos muestra una liquidación de divisas en los primeros tres meses del año por un total de usd 4.189 M (el mínimo de los últimos cuatro años), frente a los usd 4.680 M del año pasado en el mismo periodo y al máximo de usd 5.600 M del 2016.

Para el resto del año se deberían ingresar divisas por un total de usd 20.800 M para cumplir con las proyecciones del mercado, sin embargo el flujo de las mismas puede diferir en la estacionalidad habitual que marca la mayor liquidación en el periodo abril/junio porque la comercialización de la soja es más lenta de lo habitual.

Según los últimos datos de compras de la Secretaria de Agroindustria, están comercializadas al 27/03 unas 12,2 M de ton, de las cuales 69,4% están bajo la modalidad a fijar, es decir unas 8,5 M de ton, cifra superior a las 7,7 M de ton de año pasado a la misma fecha cuando solo representaba el 54% del total de 14,4 M de ton comercializadas.

Es decir, que las 8,5 M de ton que todavía no tienen precio no tienen necesidad de ser ingresadas como divisas hasta que el vencimiento de las fijaciones se produzcan, lo que representaría unos usd 1.853 M (8,5 M de ton x usd 218 por ton).

Además se le sumaria unas 3 M de ton de maíz sin precio que representaría unos usd 390 M.

Así para que ingresen las estas divisas y un volumen mayor por parte de los exportadores se necesita mayores ventas a precio determinado de la cosecha por parte de los productores agrícolas.

De la lectura que se puede realizar del comportamiento de los productores frente al contexto de precios de los productos y de las expectativas de otras variables, como son tipo de cambio e inflación, sería poco el volumen de producción que se ingrese al mercado con precio.

SE especula que podrían ingresar al circuito comercial los 25 M de ton promedio de soja que suelen hacerlo hasta fines de junio, pero con pocos precios cerrados hasta esta fecha dado que los indicadores de precios futuros para la oleaginosa son más favorables que los actuales con pases en dólares a noviembre que alcanza hasta el 15% anual.

Para el maíz la situación es distinta ya que los precios futuros son más bajos y con precios disponibles firmes por la demanda de exportación ante el poco ingreso de camiones a los puertos cuando están llegando barcos para cargar el cereal.

Los indicadores de precios futuros marcan que el productor venda más maíz que soja pero el ingreso de divisas es mayor por la venta de la oleaginosa que por el cereal.

Por los motivos explicados hablar de un record de ingresos de divisas en el corto plazo es apresurado ya que la decisión la toma del productor que hoy espera hasta último momento para establecer el precio de venta, sea por la expectativa de mejores precios si se soluciona el conflicto comercial entre EE.UU. y China o hay un problema productivo en el norte en el 2019, o simplemente por la suba del dólar frente al peso ya que con precios en dólares más bajos se compensa algo en pesos por la devaluación.

El accionar del productor esta campaña será clave para determinar el éxito del ciclo productivo 2018/19 en materia de ingreso de divisas.

 

Lo que viene…

El mercado de referencia de Chicago continuará con su atención en las negociaciones entre EE.UU. y China que les dio ya algunos frutos con compras de soja estadounidense en las últimas semanas.

Sin embargo, en nuestro mercado la presión por el avance de la cosecha puede ser un limitante para acompañar subas externas y solo continuar con bajas en dólares a pesar de una compensación en pesos.

 

Otras variables a seguir en el mercado son:

– Clima en regiones productoras de EE.UU.

– Avance de las siembras en EE.UU.

– Reporte mensual del USDA del 9 de abril

– Avance de la cosecha en Sudamérica

– Rindes de maíz y soja en Argentina

– Ventas de productores argentinos

 

Fuente: Agrositio