La fertilización, clave para lograr buenos rendimientos en cultivos de invierno

 

Las calles de Agroactiva fueron el lugar para descubrir las mejoras que están al alcance de productor para lograr un óptimo cultivo de cobertura, y los referentes en el tema explican porqué.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, el sector primario encara la nueva campaña con renovados bríos y se prevé un incremento del área sembrada, inversión mediante de US$ 10.100 millones.

Las expectativas están firmemente puestas en el próximo ciclo esperando dejar atrás una campaña 2017/18 que arrojó un saldo muy negativo para la producción primaria argentina.

A la peor sequía en 50 años, le siguió un período de lluvias intensas y extendidas en plena época de cosecha, lo que determinó una producción no mayor a 100 millones de toneladas, cuando inicialmente se proyectaban 130 Mt.

En estos días se largaron las primeras siembras de la campaña 2018/19, previéndose un avance de la superficie total. En trigo, se estima una implantación de 6 millones de hectáreas (Mha), un 10% por encima del ciclo pasado.

En cebada, las perspectivas de siembra ascienden a 900.000 hectáreas, superando también las coberturas del año anterior.

El girasol, en tanto, cubriría cerca de 2 millones de hectáreas.

Para maíz y sorgo, se proyecta un área sembrada de 6,6 y 0,8 Mha, respectivamente, en tanto que la soja cubriría 18,2 Mha, recuperando un 1% en relación al año pasado.

TRIGO, LA VEDETTE DE LA NUEVA CAMPAÑA

Es por esto que la mira de los productores está puesta en el trigo, y los cultivos de invierno.

Pero el factor fundamental que destacan los analistas es el de la fertilización. Lograr un cultivo de buena calidad es menester, y las tecnologías para lograr esto estuvieron a disposición del productor durante Agroactiva 2018.

Las diferentes fábricas de fertilizadoras analizan el panorama de la fina, y anuncian el rumbo que toma y tomará en un futuro cercano la fertilización.

 

Fuente: Agrofy News