Productores comercializaron más de la mitad de la cosecha de trigo

 

En el mercado continúa la preocupación por un posible aumento de retenciones y los cultivos en algunas zonas se ven afectados por la sequía.

 

 

La venta de la nueva campaña de trigo alcanzó un 51% de comercialización al acumular un volumen de 9,5 millones de toneladas, sobre una cosecha total prevista de 18,5 millones de toneladas.

En la última semana se vendieron 640.000 toneladas y los analistas destacaron que «el volumen informado se encuentra por encima del promedio de las últimas semanas».

Además, «el ritmo de compras de la exportación es superior con respecto a años anteriores», destacaron desde el equipo de analisis de mercado, tomando datos oficiales publicados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

A la misma altura de la campaña pasada el volumen de comercialización era de 7,9 millones de toneladas, lo que representaba un 41% de la producción. De esta forma, en la actual campaña restan comercializar unos 9 millones de toneladas.

«Ante una reducción en las expectativas de cosecha, continúa la preocupación por un posible aumento en derechos de exportación de la mano del nuevo gobierno, sumado a la tensión comercial con Brasil tras el anuncio de una cuota de importación libre de aranceles que perjudicaría a nuestro país«, comentaron.

La recomendación es vender, o comprar un PUT: «El trigo Julio 2020 nos permite vender por encima de US$ 180, lo que implica una tasa del 16% en caso de poder guardar la mercadería».

«La cobertura las haríamos con Marzo 2020 aunque el volumen es limitado», explicaron y agregaron que la estrategia de piso (US$ 173) y techo (US$ 201) tiene actualmente un costo de US$ 2,5.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que hasta el jueves pasado se llevaba cosechado el 20,2 % del área, con un rinde promedio de 22,2 qq/ha. Respecto a la campaña pasada, actualmente se registra un adelanto de 0,6 puntos porcentuales.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el 60 % del área en pie presenta una condición entre regular y mala, debida fundamentalmente al escaso crecimiento de las plantas y las demoras en el desarrollo. No obstante, las lluvias registradas en el margen este podrían compensar parcialmente la falta de espigas con un buen llenado de grano.

 

Fuente: Agrofy News