Proyecciones: la soja sube a 57 millones de toneladas y el maíz a 48,5

 

Córdoba fue la provincia que más subió en expectativas de rinde respecto a marzo, y vuelve a subir respecto a abril, afirmó la Bolsa de Comercio rosarina.

De acuerdo a la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario, la proyección de soja sube a 57 millones de toneladas y la del maíz a 48. Los rindes siguen empujando la cosecha argentina, con un crecimiento de 1 y 0,5 millón de toneladas respectivamente, en comparación a abril.

 

Soja 2018/2019

“Volvió a subir la estimación de mayo de soja, ya con un 65% de avance de cosecha. Se afirma el rinde nacional récord, ahora con 33,7 qq/ha, medio quintal más que en el informe anterior. El porqué de esta suba, 1 M de toneladas más que hace un mes, es explicado en gran parte por los resultados de las cosechadoras cordobesas.

De todas maneras, es importante aclarar que sigue habiendo una situación muy compleja en la provincia de Chaco”, explicó el informe.

“En Córdoba los rindes siguen empujando y elevan otra vez la vara de la producción Argentina: fue la provincia que más subió en expectativas de rinde respecto a marzo, y vuelve a subir respecto a abril. Ahora con 1,5 quintales más le suma 670 mil Tn a Argentina. De esta forma queda a 4 quintales de su mejor marca anterior, la del ciclo 2016/17?.

En este sentido, “en Córdoba sigue habiendo buenas noticias, con el 69% de la soja cosechada se han hecho nuevos ajustes significativos que alteran el valor estimado hace un mes para la producción de soja argentina. En el centro y norte de la provincia de Córdoba, los resultados tanto de soja de primera como de segunda han sido mayores a los estimados hace un mes. La provincia de Córdoba es estimada ahora con un rinde promedio de 36,4 qq/ha y una producción de 16,42 Mt”.

“También mejoró La Pampa que trepa 4,1 quintales en relación a hace un mes atrás. Buenos Aires se mueve al alza levemente, su rinde provincial asciende casi dos décimas y ahora será de 32,8 qq/ha”, continuó GEA”.

Por su parte, Chaco está en alerta roja debido a que la cosecha no avanza desde el temporal. “Nunca más salió el sol, desde el último temporal del fin de semana del 20 de abril en Chaco prácticamente no pudo volver a cosecharse la soja. Se habían sólo alcanzado a cosechar 30 mil ha. En la desesperación, algunos intentaron entrar como sea, cosechando un puñado de lotes que salieron con más de 17% de humedad en grano. Los lotes que estaban ya entregados y listos para cosecha, hace ya unas 3 semanas, están con granos manchados, las chauchas empiezan a abrirse y los granos germinan en la planta.

La alta humedad permanece invariable, al igual que las altas temperaturas. En los lotes tardíos son las enfermedades de ciclo las que acechan, con roya encabezando los síntomas. Las expectativas eran de 35 a 40 qq/ha, pero ahora no puede estimarse el nivel de daño, ya que se pronostican nuevas lluvias que durarán hasta el sábado 11 de mayo. Los suelos están completamente saturados, y otro problema extra son los caminos y las rutas, están colapsados, destrozados por el agua. Ante esta situación no es posible cuantificar el nivel de daño. Por ello, para esta estimación se mantiene el dato de abril de un rinde de 29,5 qq/ha para la provincia”, describió el trabajo.

En tanto al pronóstico del Clima, “Las lluvias se alejaron de la franja central pampeana acelerando las labores de cosecha de oleaginosa. Ya se llevan cosechadas casi 11 M de ha de las 16,9 M aptas del cultivo. Lamentablemente, por delante siguen días de lluvias para el norte del país; hasta el sábado 11 de mayo podría estar recibiendo acumulados del orden de los 50 a 80 mm. Son muy malas noticias para la región y en especial para Chaco que solo había levantado menos del 7% de la soja.

Es difícil aseverar que su efecto sobre el volumen productivo porque gran parte de la evaluación se verá con la productividad unitaria que arrojen los lotes recolectados, pero, sin lugar a dudas, son demasiados días de humedad con volúmenes de lluvias descomunales.

 

Maíz 2018/2019

En Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe se elevan las proyecciones de maíz a 48,5 Mtn. “El territorio bonaerense sube 2,2 qq/ha su promedio en relación a un mes atrás, pasa a los 89,9 qq/ha y es responsable de aumentar la producción nacional maicera en 320 mil Tn. La Pampa sube 7 quintales respecto a abril. Santa Fe salta la valla de los 100 quintales, y sigue a la cabeza del ranking de rindes con 100,9 qq/ha.El rinde nacional de la campaña asciende 1,0 quintal respecto de lo estimado en abril, al estar ya cosechado el 47% de la superficie total”.

“El buen tiempo en el centro y sur de la región pampeana ponen al avance de cosecha de este ciclo claramente por encima de las últimas 4 campañas. Aparte, con el 47% del maíz cosechado, los rindes que se observan son superadores de los valores estimados. Se nota un despegue, con mejores valores de productividad unitaria en las siembras tempranas. Tambien se prevé un excelente comportamiento de las siembras tardías. Se destacan las mejoras en Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe. De todas maneras, seguirán haciéndose ajustes con el avance de las labores”.

“Sin nuevos ajustes en el área sembrada total y en la que se prevé que será no cosechada, se sigue manteniendo en 5,66 M de ha la superficie destinada a grano comercial en Argentina. La estimación de la productividad unitaria promedio nacional es de 85,84 qq/ha, 1,0 qq/ha por encima de la marca de hace un mes. Con un millón de ha que no entrarían al circuito comercial, la campaña arrojaría una producción de 48,5 millones de toneladas a escala nacional, lo que dejaría un crecimiento interanual de un 51,5 % del volumen producido”, concluyó GEA.

 

Fuente: Agritotal