Sequía: problemas para el trigo y la soja

 

Bolsa de Cereales de Buenos Aires señaló en su último informe semanal, difundido anteayer, que el déficit hídrico en los núcleos trigueros del sur bonaerense “pone en riesgo el potencial de rendimiento a pocas semanas de comenzar la recolección del cereal”.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que, si bien a nivel país podría esperarse un rinde promedio histórico, con 32,7 quintales, en el sudeste bonaerense habrá menor productividad.

“Las estimaciones allí, son consecuencias de la interrupción de las lluvias, heladas tardías que continuaron hasta bien entrado el mes de noviembre, eventos de granizo, que dejaron daños de hasta un 80% en algunos casos y también el cambio brusco del régimen térmico”, indicó.
En cuanto a la soja, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, advirtió que la siembra de soja se encuentra paralizada en el centro y sur bonaerense por la falta de lluvias y que de no haber precipitaciones en la región podría afectarse el área total prevista para el cultivo a nivel país.

“La incorporación de cuadros de soja se encuentra paralizada en sectores de dicha región, en donde predominan los suelos secos luego de varias semanas sin registrar lluvias.

Si no se producen nuevas precipitaciones, que permitan retomar las tareas sobre una importante cantidad de lotes aún pendientes de sembrar, los ajustes regionales de superficie podrían impactar sobre la actual proyección nacional de área para la presente campaña estimada en 19.600.000 hectáreas”, indicó.

El año pasado, a nivel país se implantaron 20,1 millones de hectáreas con soja, con lo cual la superficie por ahora calculada implica un recorte de 500.000 hectáreas. No obstante, podría bajar más si no llegan las precipitaciones.

Fuente: LaNación