Una estrategia bien pensada para maíz: ¿qué es el muestreo inteligente de suelo?

 

Consiste en tomar muestras de suelo estratégicas en distintas zonas del campo, según la productividad del cultivo, para evitar dosis de fertilización promedio.

 

 

Es un momento ideal para comenzar a planificar la fertilización del maíz y para ello es clave el muestreo de suelos. Una asignatura pendiente en Argentina.

En esta época del año, los productores que se lanzan a muestrear están pensando en la aplicación de fertilizante fosfatado. “Los niveles de fósforo se encuentran en niveles más bajos que hace dos años“, adelanta Martín Díaz Zorita, experto en fertilización y gerente técnico de Fertilizar Asociación Civil.

Estos y muchos más animales perdieron la vida producto del ensañamiento del huracán Florence con Carolina del Norte y Carolina del Sur, que arrasó también con la agricultura en la región.

En este sentido, y para ganar terreno perdido, es necesario pensar en una decisión estratégica. Se trata del “muestreo inteligente”. ¿En qué consiste? “Es integrar el manejo y la topografía del campo para definir dónde tomar las muestras más representativas de unidad de la manejo que se lleva adelante”, explica Díaz Zorita. Es decir, aclara el experto, que “ya no se manejará la unidad de manera promedio, sino que será enfocado en los sectores del campo que más impactan en el resultado final del cultivo“.

El especialista hace hincapié en que los muestreos promedio otorgan una caracterización media del campo que, en realidad, no existe. “En el lote, hay situaciones favorables y desfavorables y, sobre cada una de ellas, hay que avanzar con muestreos inteligentes. Entonces, son zonas de alta expectativa de producción versus aquellas con alto riesgo, sin mezclar estas situaciones”.

Según Díaz Zorita, los productores que más animan a los “inteligentes”, por ahora, son los más experimentados en materia de muestreos, sin embargo, es una decisión técnica apta para todos, ya que implica una redistribución de las zonas para la toma de muestras, en función de los rindes del maíz.

En el caso del nitrógeno, la recomendación del muestreo inteligente es la misma que para el fósforo, pero lo aconsejable es esperar a las primeras etapas del cultivo para ajustar mejor la necesidad del nutriente del cereal, señala el especialista.

Finalmente, el experto aconseja la incorporación del nutriente zinc en los muestreos ya que su limitación impacta sobre la eficiencia de uso de nitrógeno y fósforo.

Si ajustamos la densidad de siembra, cambiamos los híbridos buscando más producción por hectárea o compramos una nueva sembradora, por qué evitar la nutrición estratégica si achica brechas, cuestionó el experto, al concluir el diálogo.

 

Fuente: CRA