Granos: La soja se negoció a 4200 pesos por tonelada, con una mejora de 50 pesos

 

La propuesta fue para el Gran Rosario; en Chicago subió US$ 3,85 y cerró con un precio de US$ 366,15

Los precios de la soja arrancaron la semana con signo positivo en el mercado doméstico, donde las fábricas pagaron $ 4200 por tonelada de la oleaginosa para entregas en las terminales del Gran Rosario, 50 pesos más que el viernes pasado.

Si bien los vendedores reclamaron $ 4250 para concretar nuevas operaciones, una fuente del sector comercial indicó a LA NACION que “a la vista” no se alcanzó ese nivel.

“Por lotes grandes se llegaron a pagar entre 4220 y 4230 pesos, valores que contribuyeron para que en el cierre se registrara un volumen de ventas de entre 60.000 y 70.000 toneladas.”

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea la mejora también fue de $ 50, dado que los compradores pagaron 3950 y 3850 pesos por tonelada de soja, respectivamente.

La soja de la próxima cosecha se mantuvo estable, en US$ 255, para el Gran Rosario, en tanto que repuntó un dólar para Bahía Blanca y para Necochea, donde se cotizó a 257 y a 253 dólares.

El saldo fue alcista en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), con mejoras de US$ 1,50 y de 1,60 para las posiciones enero y mayo, cuyos ajustes fueron de 268,50 y de 258,80 dólares.

En la Bolsa de Chicago, la soja repuntó ayer tras dos ruedas bajistas consecutivas. Las pizarras mostraron mejoras de US$ 3,85 y de 3,86 sobre los contratos enero y marzo, que terminaron la rueda con valores de 366,15 y de 369,37 dólares por tonelada.

Entre los factores que alentaron las subas se destacaron la compra de unos 6000 contratos por parte de los fondos de inversión, equivalentes a poco menos de 820.000 toneladas; la apreciación del real frente al dólar, que llevó la paridad de 3,223 a 3,197, y las adversas condiciones climáticas en determinadas zonas agrícolas de la Argentina, que podrían reducir el volumen de la cosecha.

Más allá de estos factores, la atención de los operadores está puesta en lo que pueda reportar pasado mañana el USDA en su trabajo mensual sobre oferta y demanda.

Habitualmente, en el informe de enero el organismo hace las últimas correcciones sobre el volumen de granos gruesos cosechado en los Estados Unidos.

En ese sentido, según el relevamiento de la agencia Reuters, el mercado calculó la producción de soja en 119,04 millones de toneladas, por encima de los 118,69 millones de diciembre. El stock final, en tanto, fue estimado por los privados en 12,74 millones, por debajo de los 13,08 millones anteriores.

Respecto del trigo y del maíz, los precios se mantuvieron estables en la plaza local. La exportación pagó $ 2450 por tonelada del grano fino para todas las terminales, mientras que por el grano grueso ofreció $ 2600 para el Gran Rosario.

Los molinos pagaron entre 2250 y 2850 pesos por tonelada de trigo y los consumos ofrecieron de 2550 a 2850 pesos por tonelada de maíz.

Fuente: LaNación