Venta de maquinarias agrícolas creció 30% este año

 

El rubro de cosecha y poscosecha no tuvo el mismo desempeño que el de otras maquinarias agrícolas.

BUENOS AIRES (NAP) La venta de maquinarias agrícolas mostró un aumento del 30 por ciento a lo largo de 2016, comparado con el ciclo anterior, producto de la eliminación de las retenciones y los cupos de exportación de granos, sin embargo en el rubro de equipos de poscosecha, el crecimiento fue menor,  así lo consignó el presidente de la Cámara Argentina de Fabricante de Maquinarias Agrícolas (Cafma), Raúl Crucianelli, durante un encuentro realizado días pasados en la ciudad de Rosario.

“Si bien no todos los rubros crecieron igual, como ser cosecha y poscosecha, pero esto muestra que las medidas de quita de retenciones y devaluación de comienzo del año cambiaron el ánimo del productor”, aseguró el industrial en diálogo con los periodistas de la región.

También destacó que durante este año se produjo “la prórroga del decreto del 14% y se regularizó la entrega de los bonos”, e indicó que desde CAFMA “están confiados en que se frene el ingreso de maquinaria usada extranjera. Según nos dijeron durante la reunión con el Secretario de Industria, si hay industria nacional no ingresa el bien usado. Uno tiene que creer”.

Con respecto al año entrante, Crucianelli anunció que desde la Cafma se trabajará en la profesionalización de sus áreas, como ser la de comercio exterior, para acompañar a los asociados en un 2017 que se estima será bueno para el sector de maquinaria.

Por su parte, Claudio Dunan, Director de Estrategia de Bioceres, desarrolló un análisis sobre las megatendencias y predicciones para el 2050. En este sentido señaló que para ese año “tenemos que haber aprendido a producir 70% más de calorías, 60% más de proteínas, vamos a necesitar tener 50% más de energía y una disponibilidad de agua del 50%”.

De esta forma subrayó que la “presión sobre la producción agropecuaria es enorme. Hoy la humanidad consume los recursos equivalentes a un planeta y medio. Pero eso no es lo peor, lo peor es que si continuamos en esta tendencia, para el año 2030 – 2050 vamos a estar consumiendo los recursos de tres planetas”.

También señaló que el cambio climático plantea desafíos para los países y la economía en general. “El crecimiento económico aumenta las emisiones de CO2, sin embargo hay países de Europa y algunos lugares en China que han logrado disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y han tenido crecimiento económico. Argentina está lejos, tenemos una tremenda biocapacidad; una huella ecológica positiva  pero vamos en la dirección opuesta y tenemos que cambiarlo”.

Sin embargo, frente a este panorama, Dunan señaló que se debe pasar “a la biotecnología industrial en donde ya no se habla de desperdicios sino de subproductos, por ejemplo el rastrojo es un subproducto de la agricultura que tiene un valor y hoy ya se cotiza entre 50 y 60 dólares la tonelada.

La agricultura de la biomasa a la par de la agricultura de granos es una megatendencia. La maquinaria agrícola en este sentido tiene muchísimo para hacer y muchísima innovación para traer. El componente más avanzado de la biotecnología es la bioeconomía, esto es la producción sustentable de biomasa renovable y su transformación en alimentos, en fibras, en materiales, energía, productos químicos. Es una prioridad global”.

Finalmente señaló que en este escenario, en Argentina “tenemos innovación en los sectores de semillas, maquinaria y biotecnología para lograr el cambio, lo que nos falta es que nos den la señal clara, legislación clara para que podamos poner todo el potencial. Es clave el rol del sector público, la investigación previa básica tiene que seguir saliendo del INTA del CONICET, después tiene que estar el riesgo empresario de ver el negocio, de ver que existen las condiciones para llevar esto adelante”, finalizó Dunan.

Por su parte el Presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, se refirió a la visión del gobierno para los próximos años y destacó que “el Ministerio de Producción está comprometido en trabajar con el sector productivo para construir políticas de largo plazo. No debería haber trabas para poder desarrollar un cluster de fabricantes de maquinaria que permita tecnificar al sector”

Fuente: (Noticias AgroPecuarias).